Cuantas notas


Sofia escribe en su blog lo siguiente:
“Cosas que hace un hombre por una mujer: Nada.
Cosas que hace una mujer por un hombre:
1) Cambia su segundo apellido por el del hombre.
2) Se muda de la casa donde creció.
3) Abandona a su familia para vivir con el hombre.
4) Queda embarazada para complacer al hombre.
5) Aumenta de peso producto del embarazo propiciado por el hombre.
6) Sufre el dolor insoportable del parto mientras que el hombre
disfruta de un dia de playa.
7) Le cocina al hombre y a su hijo.
8) Le limpia la casa al hombre.
9) Le lava la ropa al hombre y a su hijo.
10) Le plancha la ropa al hombre y a su hijo.
11) No trabaja para criarle el hijo al hombre.
12) Mantiene una buena relación con los padres del hombre.
13) Le brinda consejos al hombre.
14) Mantiene relajado y libre de estrés al hombre.
Todo a costa de su propia salud, aficiones y belleza.”

Anuncios

Cuidado Perrito


Esmeralda, una viuda con dos niñas, iba camino a un restaurante de comida rapida muy reconocido.
En sus manos cargaba a su hija menor, una preciosa bebé de seis meses llamada Rosanna.
Junto a a ella, caminaba alegramente su adorable hija mayor de 6 años llamada Isabela.
“Mami, dame tu mano. Como me la daba papi cuando salíamos”
le pidió la pequeña Isabela a su madre.
“Que?! Hazme el favor Isabela Margarita! Ya tu estás muy grande para que yo
te éste agarrando de la mano!”
le contestó con un tono repleto de amargura, Esmeralda a su hija.
“Cuidado perrito!”
exclamó Isabela, antes de ser atropellada y dejada sin vida por un conductor que manejaba a toda velocidad.

Hombre de verdad


Luisa se regocija viendo un programa de televisión en la sala de estar.
María, una compañera de clases suya, regresa de la cocina, con unas deliciosas panquecas que ha preparado para ambas.
“Uy, mi amiga, mira a ese hombre, jugando futbol con su hijo. Ese si es un hombre de verdad!”
exclama llena de emoción María, mientras observa con detenimiento la pantalla del televisor.
“Luisa, ven a ayudarme con la silla de ruedas de tu papá por favor. Vamos a ir a colocarle unas flores a tu hermanito”
grita la madre de Luisa desde el patio de la casa.

RU-486


Una madre termina de preparar unos deliciosos sandwiches en la cocina mientras su hija con un mes y medio de embarazo hace uso de su laptop en la mesa del comedor.
“Sofia, ya he pensado en los nombres para el o la bebé. Estoy segura de que te van a encantar!” le expresa llena de emoción y sosteniendo un plato de porcelana que contiene los sandwiches que acaba de preparar, la madre a su hija.
En cuestión de segundos, el plato de porcelana cae al piso y se hace pedazos al darse cuenta la madre de las palabras escritas en la laptop de su hija: “Donde comprar RU-486?”

Consejos de una madre


“Mamá que piensas regalarme para mi cumpleaños?” le pregunta lleno de emoción Juan, un niño de doce años, a su madre. “Mi hijo bello, como regalo por tu cumpleaños numero trece, voy a brindarte tres consejos que te serán utiles para el resto de tu vida”
“Uy mamá yo me imaginaba que me regalarías un xboxone o un playstation cuatro.” le contesta con tono repleto de decepción Juan a su madre.
“Estos consejos que te daré valen mucho más que esos aparatos de entretenimiento, hijo. Escuchame con atención por favor.”
le responde la madre de Juan a su hijo, quién permanece en silencio.
“Consejo número uno: Tu valor como persona equivale a la cantidad de dinero que ganes.”
“Consejo número dos: Tu valor como persona equivale además a que tan grandioso sea tu empleo. No creas que por servir hamburguesas o laborar en una tienda de ropa ganando sueldo minimo, vas a obtener admiración.”
“Consejo número tres: Tu único amigo es el trabajo.”
“Y por último, consejo número cuatro: Olvidate de buscar a una mujer para casarte. Con quién debes casarte es con tu trabajo. Casandote con tu trabajo tendrás muchos hijos, es decir, riquezas a montón. Casas, apartamentos, carros, todo lo que te puedas imaginar.”
“Guao gracias por tus consejos mamá, eres la mejor mamá del mundo. Te quiero mucho”
le contesta Juan a su madre mientras la abraza.

Hipo que mata


Un niño le pregunta a su madre cómo se le quita el hipo a alguién. Su madre le contesta que eso se logra asustando a la persona con hipo. El niño le agradece a su madre por la respuesta que le ha brindado y seguido de esto, se acerca a su abuela que tiene rato dando un concierto con su hipo y le dice “Abuela, te tengo una mala noticia. Mami se ha ahorcado en su habitación. Asi cómo Luigi en el juego de la mansión” La abuela del niño antes de poder exclamar “Que?!” cae al piso producto de un ataque cardíaco provocado por lo que su nieto le ha dicho.

Asperger


Gracias por permitirme conversar con ustedes en esta reunión. Mi nombre es Henry. Odio admitir que tengo el síndrome de Asperger. He sido victima de acoso y burlas a causa de este síndrome la mayor parte de mi vida . Bueno desde los primeros años de la escuela primaria. A partir de ahí he sido victima de acoso y burlas hasta ahora. En la actualidad tengo diecisiete años y pronto comenzaré la universidad. No logro comprender como he durado tantos años de vida. He sido maltratado por un montón de gente durante tanto tiempo que muchas veces deseo que mi vida acabe. Aunque luego me siento horrible por tener esos pensamientos. Ya que son pocos los que están aquí en este salón, compartiré con ustedes algo que me sucedió cuando tenía diez años de edad. Recuerdo eran las doce y treinta del mediodia un trece de mayo del 2008. Yo acompañaba a mi mamá a realizar unas compras en un mini mercado llamado “Valentina” ubicado en la calle “Margarita”. Como era martes, había poca gente comprando asi que me sentía más o menos tranquilo. Mientras mi mamá pagaba por los productos, dos carcineros empezaron a discutir ruidosamente y yo sentía como si mi mente era perforada por un taladro. Cada vez escalaba más la intensidad de los gritos y yo lloraba inconsolablemente pues no soportaba tal tormento.Las risas y los comentarios de las personas que estaban en el mini mercado en ese momento aún me perturban hoy en dia. Recuerdo a una señora de cabello largo y de piel clara que se reía a carcajadas mientras otra señora de cabello corto y piel oscura decia “Y a ese niño loco que le sucede?” “Estas madres de hoy dia que no saben educar a sus hijos” “Y que ocurrió luego Henry? cuentanos por favor”, pregunta Rosanna, una asistente de la reunión, llevada a cabo en el salón principal del centro de apoyo a adolescentes con Asperger de Santa Rita.
“Mi mamá me tomó del brazo, dejando los productos que ya había pagado, y nos fuimos a casa rapidamente en el coche.” “Por qué tu mamá no les dijo algo a esas señoras?”, pregunta Esmeralda, otra integrante del grupo. “Pues, recuerdo que cuando yo le hize esa pregunta, ella solo me contestó: Ellas no entenderían tu problema, mi tesoro. No lo entenderían.”