Asperger


Gracias por permitirme conversar con ustedes en esta reunión. Mi nombre es Henry. Odio admitir que tengo el síndrome de Asperger. He sido victima de acoso y burlas a causa de este síndrome la mayor parte de mi vida . Bueno desde los primeros años de la escuela primaria. A partir de ahí he sido victima de acoso y burlas hasta ahora. En la actualidad tengo diecisiete años y pronto comenzaré la universidad. No logro comprender como he durado tantos años de vida. He sido maltratado por un montón de gente durante tanto tiempo que muchas veces deseo que mi vida acabe. Aunque luego me siento horrible por tener esos pensamientos. Ya que son pocos los que están aquí en este salón, compartiré con ustedes algo que me sucedió cuando tenía diez años de edad. Recuerdo eran las doce y treinta del mediodia un trece de mayo del 2008. Yo acompañaba a mi mamá a realizar unas compras en un mini mercado llamado “Valentina” ubicado en la calle “Margarita”. Como era martes, había poca gente comprando asi que me sentía más o menos tranquilo. Mientras mi mamá pagaba por los productos, dos carcineros empezaron a discutir ruidosamente y yo sentía como si mi mente era perforada por un taladro. Cada vez escalaba más la intensidad de los gritos y yo lloraba inconsolablemente pues no soportaba tal tormento.Las risas y los comentarios de las personas que estaban en el mini mercado en ese momento aún me perturban hoy en dia. Recuerdo a una señora de cabello largo y de piel clara que se reía a carcajadas mientras otra señora de cabello corto y piel oscura decia “Y a ese niño loco que le sucede?” “Estas madres de hoy dia que no saben educar a sus hijos” “Y que ocurrió luego Henry? cuentanos por favor”, pregunta Rosanna, una asistente de la reunión, llevada a cabo en el salón principal del centro de apoyo a adolescentes con Asperger de Santa Rita.
“Mi mamá me tomó del brazo, dejando los productos que ya había pagado, y nos fuimos a casa rapidamente en el coche.” “Por qué tu mamá no les dijo algo a esas señoras?”, pregunta Esmeralda, otra integrante del grupo. “Pues, recuerdo que cuando yo le hize esa pregunta, ella solo me contestó: Ellas no entenderían tu problema, mi tesoro. No lo entenderían.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s