Odio


El odio sólo produce dolor, más para quién lo siente que contra quién se proyecta.
En esta vida, al final, de una manera u otra, todo se paga.
No debemos permitir que nuestra alma esté llena de ira, odio y resentimiento.
Por el contrario, debemos llenarla de amor.
Es evidente que todos poseemos cualidades negativas.
Sin embargo, poseer cualidades negativas no hace maligna a una persona, por lo tanto no se debe generalizar.
El odio es un sentimiento mezquino que debilita nuestras vidas y nos lleva al abismo.
Por eso debemos alejarnos de quién practique el odio y de aquello que sea tóxico.
Debemos acercarnos a quién nos saque una sonrisa y nos proporcione amor.
De lo contrario, ese terrible sentimiento acabará matándonos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s